Argentina /

Ampliaron el monitoreo pesquero a
siete puertos del Paraná y Paraguay

• El registro de las pesquerías artesanales-comerciales en puertos pesqueros de los Sitios Ramsar Humedales Chaco y Jaaukanigás se realiza con involucramiento activo de los pescadores.

• Los registros serán analizados por especialistas, interpretados con la comunidad y finalmente puestos al servicio de planes de manejo con los propios usuarios y las autoridades de aplicación.

• “Por la metodología empleada y dado que los registros cubren los 365 días del año, se trata de una experiencia innovadora en el país y en la Cuenca del Plata”, aseguraron desde PROTEGER.

Los registros tomados por los pescadores previamente capacitados, son analizados por especialistas e interpretados con la comunidad. Capacitación en Puerto Antequera, Chaco. Foto PROTEGER

Los registros tomados por los pescadores artesanales previamente entrenados, son analizados por especialistas e interpretados con la comunidad. Capacitación en Puerto Antequera, Chaco. Foto PROTEGER

Santa Fe, 2 marzo 2009.- La Fundación PROTEGER informó hoy que,  luego de la exitosa experiencia piloto de más de un año de registros de la pesca comercial en Puerto Antequera, Chaco, se ha iniciado la ampliación del plan de monitoreo pesquero a nuevos puntos ubicados en la costa de los ríos Paraná y Paraguay en la Argentina.

Los registros, con participación activa de las comunidades, abarcarán ahora a Puerto Antequera y Puerto Vilela, ambos sobre el Paraná en el Chaco y a Las Palmas, sobre el río Paraguay en la misma provincia; los cuatro puntos restantes están todos sobre el Paraná en la provincia de Santa Fe: Puerto Piracuacito (Florencia), Puerto Ocampo (Villa Ocampo), Tacuarendí y Puerto Reconquista, cercano a la ciudad homónima.

“El monitoreo de las pesquerías artesanales-comerciales se realizará en 7 puertos pesqueros ubicados tres en el Sitio Ramsar ‘Humedales Chaco’ y cuatro en el Sitio Ramsar ‘Jaaukanigás’ -provincia de Santa Fe, con un involucramiento activo e informado de las comunidades de pescadores, tanto en la toma de registros como en brindar los datos correctos sobre las capturas, especies, lugares, horas de trabajo y artes de pesca, entre otros”, indicó la responsable del Programa Humedales y Pesca de PROTEGER, Julieta Peteán.

A principios de febrero, en la sede la Asociación de Pescadores del Chaco (ASOPECHA), se realizó un curso de capacitación destinado a jóvenes de las asociaciones de pescadores artesanales miembros de REDEPESCA. “Lo novedoso también es que luego de las clases teóricas, en el entrenamiento en los lugares de desembarco hubo un protagonismo de las monitoras que participaron de la experiencia piloto de 2007-2008”, puntualizó Peteán.

Los monitores y monitoras obtienen diariamente datos clave como qué, cuánto y dónde se pesca, cómo son las tallas, y realizan observaciones ambientales generales, además de medir la temperatura del agua. Se trata de una experiencia innovadora en el país y en la Cuenca del Plata –aseguró.

Información y manejo

“Esta información es vital para –en el corto plazo- hacer un diagnóstico de cómo opera la pesquería y poder avanzar hacia sugerencias de manejo con todos los actores y sectores. No se puede manejar una pesquería sin información adecuada y un problema muy serio en las pesquerías del Paraguay y del Paraná es la ausencia actual de estadísticas”, recordó.

Los objetivos del registro comunitario son: diagnosticar y monitorear el estado de las pesquerías en los Sitios Ramsar Humedales Chaco y Jaaukanigás, obtener datos de las capturas como indicador de la sustentabilidad de las pesquerías, información del esfuerzo de pesca como indicador de la mortalidad que ejerce la pesca y finalmente, obtener la captura por unidad de esfuerzo como indicador de la evolución y futuro de las pesquerías –dijo la experta de PROTEGER.

Los registros, que se vuelcan diariamente en una base de datos, serán analizados por un grupo de especialistas, luego interpretados con la comunidad y finalmente puestos al servicio de la elaboración de planes de manejo con los propios usuarios y las autoridades de aplicación.

El trabajo es parte de la idea estratégica de que las asociaciones de pescadores artesanales generen y manejen información propia y científicamente confiable, y sigan capacitándose para lograr ser actores reconocidos y respetados en los ámbitos de toma de decisiones sobre el futuro de la pesca.

La ventaja sustancial del monitoreo comunitario es que involucra a los principales usuarios de los recursos, los pescadores artesanales comprometidos con la conservación y el futuro de la pesquería. “Sin su involucramiento informado y activo los planes de manejo probablemente serían poco viables” –reflexionó Peteán.

PROTEGER hace más de 10 años viene reclamando medidas coherentes y armonizadas de manejo de las pesquerías, y simultáneamente implementando acciones en busca de la conservación y el uso sostenible de la diversidad íctica. La red pone énfasis en la protección del potencial productivo de los ecosistemas de los humedales fluviales, más allá de que se hayan tomado medidas para una o pocas especies –consignó.

Enfoque integral

“No es recomendable invertir en evaluaciones aisladas que respondan a demandas puntuales u ocasionales, sobre todo en ríos como los de la Cuenca del Plata, con alta variabilidad ambiental. Los estudios deben ser parte de un programa de manejo y ordenamiento más amplio, bien pensado y con todos los actores participando en forma activa e informada”, remarcó.

“Para tomar decisiones sobre ¿qué hacer con la pesquería? ¿qué medidas tomar?, etc, se deben realizar estudios integrales, no sólo del componente biológico. REDEPESCA y PROTEGER están llevando adelante el monitoreo comunitario de la pesca artesanal, y al mismo tiempo haciendo un diagnóstico de los aspectos económicos y socioculturales de las pesquerías –un trabajo iniciado en 2008 y que está ahora en una etapa de análisis e interpretación para posteriormente ser publicado”, adelantó.

Toda esta información será sumamente útil para la elaboración de planes de manejo sostenible de la pesca en los Sitios Ramsar con enfoque ecosistémico, es decir teniendo en cuenta la multiplicidad de necesidades sociales sin poner en riesgo para las futuras generaciones los beneficios que otorgan los bienes y servicios de los humedales fluviales.

Para ello es necesario un manejo holístico –donde todos los aspectos sean tenidos en cuenta: biológicos, económicos, sociales, culturales y políticos–; siempre con un enfoque claro que garantice la real participación de todos los involucrados y usuarios, y fundamentalmente el acceso a los recursos naturales por parte de las comunidades tradicionales locales –finalizó.

Fuente: Prensa Proteger – www.proteger.org.ar
NOTAS RELACIONADAS

SITIO RAMSAR JAAUKANIGÁS. MONITOREO, CAPACITACIÓN Y LEGISLACIÓN PARA EL PLAN DE MANEJO PESQUERO. Los pescadores artesanales y deportivos tomarán registros de las capturas de peces, previa capacitación, para aportar al monitoreo de las pesquerías en el norte santafesino en coordinación con autoridades municipales y provinciales. Legisladores provinciales y nacionales promoverán la armonización de la legislación pesquera entre las provincias del litoral fluvial.

SURUBÍ: PROTEGER PIDIÓ MEDIDAS DE FONDO PARA LA PESCA EN EL PARANÁ. El gobierno de la provincia de Santa Fe había requerido al Consejo Provincial Pesquero su opinión sobre la posible prohibición total o parcial de la pesca del surubí por un plazo de entre 30 y 90 días. PROTEGER solicitó a las autoridades que “convoquen a todos los actores y sectores involucrados en las pesquerías para iniciar la elaboración de un plan de manejo sustentable y participativo”. También reclamó que se extremen los controles. Además requirió “que la provincia de Santa Fe solicite al gobierno nacional iniciar urgentes acciones tendientes a conocer y eventualmente modificar el manejo del agua por parte de las represas Yacyretá e Itaipú”, ante la extremada bajante.

PESQUERÍAS DEL PARANÁ: CUANDO EL MEJOR NEGOCIO ES LA CONSERVACIÓN. Por Dr. Claudio Baigún. El Paraná es hoy un río que parece correr sin rumbo en cuanto a la gestión y manejo de sus recursos. Opciones como la piscicultura para exportación o repoblamiento no surgen, por ahora, como alternativas válidas dado las elevadas inversiones que requieren. Es tiempo de que el Estado entienda que el mejor negocio es preservar los recursos naturales aplicando medidas de gestión inteligentes dirigidas a priorizar la conservación antes que a privilegiar negocios oportunistas que, en todo caso, nunca fueron avalados por fundamento técnico ni científico alguno.

EVALUARON EL ESTADO DE AMENAZA DE PECES EN LA CUENCA DEL PLATA. Participaron 30 especialistas provenientes de Paraguay, Brasil, Bolivia y Argentina, quienes evaluaron el estado de amenaza de las especies de peces según los criterios de la Lista Roja de la UICN. Se evaluaron 192 especies, 11 de las cuales fueron catalogadas como “Amenazadas” y 50 como “Datos Insuficientes”. Es la primera vez que se realiza una evaluación de este tipo a nivel regional para peces de agua dulce.

 

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>