Argentina / Litoral fluvial

Otorgan a Asopecha un microcrédito para mejoras en sus sitios de pesca

  • El fondo será destinado a lograr mejoras en sitios de pesca ubicados sobre el brazo principal del río Paraná en la costa de la provincia del Chaco, ubicada en el nordeste argentino.
  • A largo plazo y sin tasas de interés, el préstamo beneficiará en forma directa a más de treinta familias que pescan en el área y a otras tantas que participan en tareas de mantenimiento, provisión de insumos y comercialización.
  • Asopecha, con treinta años de trayectoria, tiene asociados en 7 puertos: Bermejo y Las Palmas –sobre el río Paraguay; Antequera, Barranqueras, Vilelas y Riacho Soto –sobre el Paraná; e Isla del Cerrito en el área de la confluencia.
La pesca artesanal para el mercado interno mantiene puestos de trabajo desde el Río de La Plata hasta Formosa, y además en el Pilcomayo y el Bermejo. En la imagen, entrega del microcrédito en la costa chaqueña del Paraná. Foto Proteger

La pesca artesanal para el mercado interno mantiene puestos de trabajo desde el Río de La Plata hasta Formosa, y además en el Pilcomayo y el Bermejo. En la imagen, entrega del microcrédito en la costa chaqueña del Paraná. Foto Proteger

Puerto Vilelas, Chaco, 5 octubre 2009.- Un nuevo microcrédito para pescadores artesanales fue entregado a la Asociación de Pescadores del Chaco (Asopecha), con destino a lograr mejoras en sitios de pesca ubicados sobre el brazo principal del río Paraná en la costa de esta provincia del nordeste argentino. Según se informó hoy el préstamo –a largo plazo y sin tasas de interés–, beneficiará en forma directa a más de treinta familias que pescan en el área y a otras tantas que participan en tareas de mantenimiento, provisión de insumos y comercialización.

Como se recordará, la mesa de gestión del fondo de microcréditos está integrada por el Consejo Empresario de Entre Ríos (CEER), la Fundación Hábitat y Desarrollo, y la Fundación PROTEGER. El capital inicial fue aportado por la Fundación Avina, con contrapartidas de recursos de las organizaciones promotoras.

Los microcréditos, innovadores para el sector, están destinados a fortalecer emprendimientos que mejoran los ingresos familiares de habitantes ribereños y pescadores tradicionales. Eximidos de intereses y de gastos administrativos, la devolución de los préstamos se hace en pequeñas cuotas en la perspectiva de beneficiar a otras comunidades.

“Consolidar las fuentes de trabajo vinculadas a la pesca artesanal y comercial a pequeña y mediana escala es prioritario para mejorar la calidad de vida y evitar el éxodo hacia las grandes ciudades, y para preservar los circuitos productivos del mercado interno ligados a la alimentación familiar, gastronomía, hotelería y turismo, que son un motor importante de la economía del litoral fluvial”, señalan los promotores.

La pesca artesanal para el mercado interno mantiene unos 7.000 puestos de trabajo desde el Río de La Plata hasta Formosa, sin contar el Pilcomayo y el Bermejo, ni a los pescadores de subsistencia para quienes el pescado de río equivale a seguridad alimentaria y buena nutrición –estimaron desde PROTEGER.

El primer microcrédito fue entregado días atrás al emprendimiento de turismo cultural Baqueanos de Río, con destino a la compra de una moderna embarcación, equipamiento y actividades de capacitación.

Una organización ejemplar

Con sede en Puerto San Pedro Pescador, la Asociación de Pescadores del Chaco (Asopecha), comenzó a trabajar como grupo organizado en 1982, obteniendo reconocimiento legal en 1996. Sus principales objetivos son el fortalecimiento grupal e individual para la gestión participativa de los derechos de los trabajadores del río, la capacitación, y la defensa de las pesquerías. En sus casi tres décadas de trayectoria ha dado una creciente participación a las mujeres y jóvenes en la organización y en la toma de decisiones.

La asociación posee unos 800 asociados en 7 puertos: Bermejo y Las Palmas –sobre el río Paraguay; Antequera, Barranqueras, Vilelas y Riacho Soto –sobre el Paraná; e Isla del Cerrito en el área de la confluencia. La conducción cuenta con delegados de todos los puertos de desembarco y un equipo de jóvenes de las propias familias de pescadores que trabajan en el monitoreo de los recursos, y en actividades de educación y de salud.

Desde su creación, Asopecha colabora con el Instituto de Ictiología de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), con el Centro de Ecología Aplicada del Litoral (Cecoal-Conicet), ambos con sede en Corrientes y con la Universidad de la Plata, en diferentes proyectos de investigación. Desde 2004 integra el consejo asesor de la Comisión Mixta Argentino-Paraguaya del río Paraná (COMIP), estableciendo vinculaciones con pescadores paraguayos en temas de común interés.

Asopecha inició en 2007 con PROTEGER una experiencia pionera en la región para el monitoreo de la pesca artesanal, que actualmente mantiene cuatro puntos de relevamiento diario de datos estadísticos sobre los ríos Paraná y Paraguay. También con el apoyo de la fundación se desarrolla un ciclo anual de capacitación para los pescadores artesanales y para los monitores de la comunidad.

Profesionales de la Facultad de Arquitectura de la UNNE trabajan actualmente con Asopecha en un proyecto sobre viviendas para pescadores apropiadas a los ambientes costeros y de humedales. La asociación ha presentado al Ministerio de Educación un plan de charlas en escuelas y colegios que aporte al conocimiento de la pesca artesanal y la conservación de los recursos ícticos.

Proyección regional e internacional

En 2001, poco después de la creación de REDEPESCA, Asopecha ingresó a la red convirtiéndose en una de las asociaciones líderes. Transfiriendo su experiencia a otros grupos de pescadores, colaboró también en el fortalecimiento y conformación legal de algunos de ellos. REDEPESCA está focalizada en la capacitación, monitoreo pesquero y ambiental, y valor agregado a recursos y servicios de los humedales, en comunidades de los ríos Paraná, Paraguay y Pilcomayo.

A través de la red Asopecha está vinculada a asociaciones de pescadores artesanales, cooperativas y grupos locales en cinco provincias del litoral fluvial de Argentina –Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes y Formosa, estableciendo asimismo un importante intercambio con comunidades del río Paraná y Paraguay en la República del Paraguay y del río Pilcomayo en Bolivia.

La vinculación con organizaciones de pescadores de otros países ha llevado a los dirigentes de Asopecha a representar al sector y ser invitados a reuniones internacionales en Costa Rica e Italia, y más recientemente a la conferencia de los programas latinos de la Alianza Waterkeeper en Cartagena, Colombia.

Para otros grupos de comunidades dispersas y poco reconocidas, pero que atesoran un conocimiento y una cultura únicos, Asopecha es un ejemplo que puede replicarse en otros puntos de la Cuenca, e incluso fuera de ella.

Fuente: Prensa Proteger

NOTAS RELACIONADAS

VIDEO: “BAQUEANOS DEL RÍO”, UN PROYECTO DE TURISMO COMUNITARIO CULTURAL. Baqueanos del río es un original emprendimiento de turismo comunitario, desarrollado por pescadores artesanales de la ciudad de Paraná, en la provincia de Entre Ríos, Argentina
http://www.proteger.org.ar/doc592.html

VIDEO: “MANJARES DEL LITORAL”, PESCA RESPONSABLE, PRODUCCIÓN SUSTENTABLE. Manjares del Litoral es una línea de alimentos orgánicos en presentación gourmet en base a pescado de río -producida por mujeres de pescadores- que agrega valor a los recursos de las comunidades del litoral fluvial de la Argentina.
http://www.proteger.org.ar/doc870.html

MAS INFORMACIÓN
http://www.proteger.org.ar/busqueda.php?qry=ASOPECHA

TEMAS RELACIONADOS

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>