Argentina /

Aumentó el número de pobres en Santa Fe

  • Con el 46,6 %, está por encima de la media nacional, que bajó 4 puntos.
  • Según los datos del Indec, en el país hay más de 15 millones de pobres; y más de 5 millones de ellos, no cubren las necesidades básicas.

Santa Fe, 16 de Marzo 2005.- El 46,6 % de los santafesinos vive en una situación de pobreza, en una proporción que aumentó en el segundo semestre de 2004, con respecto al primero (cuando registraba el 46,1). El salto es mucho mayor si se compara el segundo semestre de 2004 con el mismo período de 2003, cuando indicaba un nivel del 36 %. Sin embargo, esa lectura no puede omitir el dato de que, por entonces, ese registro estuvo influido por el fuerte asistencialismo derivado de la catástrofe hídrica, por lo cual no puede ser tomado como un parámetro.

En cualquier caso, según los datos difundidos ayer por el Indec -Instituto Nacional de Estadísticas y Censos- el conglomerado Santa Fe supera la media nacional y también lo hace en los niveles de indigencia; que marca cuántas de las personas que están en situación de pobreza, ni siquiera cuentan con ingresos suficientes para cubrir las necesidades alimentarias. En este caso, con el 17,1 %, Santa Fe estaría dos puntos por debajo del primer semestre de 2004, cuando se ubicaba en 19,2. Sin embargo, este dato está sujeto a una variación del 10 %, por lo que registra un importante grado de incertidumbre.

Mientras tanto, aún con valores altos, la tendencia es diferente en el caso del Gran Rosario, donde el nivel de pobreza viene declinando: 54,6 % en el primer semestre de 2003; 47,9 en el segundo; 42 en el primero de 2004 y 36,5 en el segundo.

EN EL PAÍS

Según los datos del Indec, cerca de 15 millones de argentinos viven en la pobreza, de los cuales unos 5 millones son indigentes.

El organismo precisó que al cierre de 2004, el 40,2 por ciento de los habitantes de los 28 principales aglomerados del país era pobre, lo que representa una reducción de 4,1 puntos porcentuales frente al 44,3 por ciento que se registró en el primer semestre del año.

A su vez, el número de indigentes se redujo de 17 por ciento al 30 de junio de 2004 a 15 por ciento al finalizar el año.

Si se excluye del cómputo a los beneficiarios de los planes Jefas y Jefes de Hogar el porcentaje de pobres se eleva a 40,9 por ciento y el de indigencia a 18,2 por ciento.

Durante el período analizado por el Indec, la inflación fue de 2,7 por ciento. En tanto, la canasta básica de alimentos (CBA) -que mide la línea de indigencia- subió 1,38 por ciento y la canasta básica total (CBT) -que mide la pobreza- aumentó 2,3 por ciento.

A su vez la desocupación se redujo de 14,8 por ciento a 12,1 por ciento, mientras que los salarios crecieron 2,87 por ciento en promedio.

Dentro del escenario descripto, durante diciembre una familia tipo necesitó reunir ingresos por 335,76 pesos para superar la indigencia y 745,40 pesos para estar por encima de la línea de pobreza.

Si se evalúa todo el año 2004 la pobreza se redujo de 47,8 por ciento a 40,2 por ciento, lo que implica que más de 2.500.000 argentinos habría mejorado su situación.

ZONAS CASTIGADAS

En la región noreste, la proporción de pobres llega a tres de cada cinco, convirtiéndose en la zona con mayor índice de pobreza. En el noroeste la pobreza afecta al 53,4 por ciento (con 21,4 por ciento de indigentes), en Cuyo al 41,4 por ciento, en el Gran Buenos Aires al 37,7 por ciento en la región pampeana al 37,4 por ciento y en la patagonia al 24,7 por ciento.

Gran Resistencia es la zona más crítica del país donde casi dos tercios de sus habitantes son pobres; mientras que en Corrientes la proporción supera los cinco por cada ocho.

Estas dos regiones, más La Rioja (44,2 por ciento), Gran Santa Fe (46,6 por ciento) y Mar del Plata (29,6 por ciento), fueron las que empeoraron su calidad de vida en la segunda parte de 2004.

El aglomerado con menor pobreza es Capital Federal con una tasa de 14,7 por ciento. En el Gran Buenos Aires trepa al 44,4 por ciento.

DEMOGRAFÍA

La medición del Indec deja constancia estadística de que las familias en situación de pobreza son más prolíficas que aquéllas cuyos ingresos logran ponerlos por encima de ella.

Así por ejemplo, en el total de los 28 conglomerados del país analizados, si bien los hogares en situación de pobreza se ubican en el 29,8 %, esto involucra al 40,2 % de las personas.

CÁLCULO

La línea de pobreza está marcada por los ingresos necesarios para cubrir la canasta familiar: 745,40 pesos, incluyendo alimentos, transporte, vestido, educación, salud y esparcimiento.

Por debajo de la línea de indigencia, están quienes ni siquiera cuentan con los 335,76 pesos que se considera necesarios para cubrir solamente la canasta básica alimentaria.

Esto, con los precios vigentes a la época de la medición. Cualquier variación inflacionaria tendrá, obviamente, un efecto negativo correlativo sobre los niveles de pobreza en el país.

Fuente: Diario El Litoral, Santa Fe
http://archivo.litoral.com.ar/index.php3/diarios/2005/03/16/politica/POLI-01.html

TEMAS RELACIONADOS

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>