Deforestación /

En el Gran Chaco se pierden más de
1.300 hectáreas de bosques por día

  • Así lo indica un estudio que realizaron la Asociación Guyra Paraguay y Avina, entre el 15 de agosto y el 7 de septiembre pasado.
  • La superficie boscosa que se pierde para destinar a usos agropecuarios se desmonta a un ritmo de hasta 2.500 canchas de fútbol por día.
  • “Somos conscientes del amplio potencial de la región chaqueña y de las consecuencias a futuro, a nivel regional y global, que traerá la deforestación del Gran Chaco”, dijo Alberto Yanosky, referente de Guyra Paraguay.
La acelerada expansión de la frontera agropecuaria amenaza con arrasar los bosques del Gran Chaco, un patrimonio irremplazable para la región y el mundo. Masiva deforestación en el Chaco paraguayo; foto gentileza Guyra.

La acelerada expansión de la frontera agropecuaria amenaza con arrasar los bosques del Gran Chaco, un patrimonio irremplazable para la región y el mundo. Masiva deforestación en el Chaco paraguayo; foto gentileza Guyra.

Asunción, 6 octubre 2010.- La conocida ONG Guyra Paraguay realiza un monitoreo sobre la deforestación en el Gran Chaco. En esa investigación se reveló un acelerado avance de la frontera agropecuaria sobre los bosques nativos. La organización monitorea las hectáreas de zonas boscosas que cambiaron a usos agropecuarios en los cuatro países –Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil-, que forman parte del extenso territorio chaqueño.

Por ejemplo, en el período del 15 de agosto al 7 de septiembre de 2010, se detectó un incremento en la tendencia general de deforestación, pasando de un promedio de 748 hectáreas por día en agosto a 1.355 hectáreas en septiembre, lo que equivale a 2.500 canchas de fútbol diarias.

En lo que va de 2010, la superficie total deforestada en la región lleva un total de 149.119 hectáreas de bosques nativos transformadas para usos agropecuarios.

Según sostiene Guyra Paraguay, el programa de monitoreo de la deforestación se implementó “ante el riesgo de extinción de la zona boscosa del Chaco Paraguayo, una región que sustenta la vida de comunidades indígenas, alberga una rica biodiversidad y es un potencial para el desarrollo económico y la seguridad alimentaria del Paraguay y del mundo”.

El monitoreo, que realiza desde diciembre de 2009 Guyra Paraguay con el apoyo de la Fundación AVINA, permite un seguimiento exhaustivo de la pérdida de bosques en el Paraguay. Mientras que desde enero de este año también se verifica lo que sucede en cuanto a deforestación en la Argentina, Bolivia y el Brasil, cuyos bosques chaqueños también están severamente amenazados.

“Somos conscientes del amplio potencial de la región chaqueña y de las consecuencias a futuro que traerá la deforestación para el mundo. Nuestro fin es el de asegurar el espacio vital necesario para que las futuras generaciones puedan conocer muestras representativas de la riqueza natural del territorio chaqueño”, subrayó Alberto Yanosky directivo de Guyra Paraguay.

Información satelital

A principios de 2010, del 21 al 28 de enero, en la región del Gran Chaco se registró un total de 6.245 hectáreas de áreas boscosas que cambiaron a uso agropecuario. El país con la mayor superficie en cuestión resultó ser Paraguay, con un total de 4.476 hectáreas (72% del total deforestado), seguido por Argentina, con 1.769 hectáreas (28% del total).

La metodología utilizada en las mediciones se basa en la interpretación de imágenes satelitales, disponibles en bases de datos de uso público y accesible vía Internet, que determinan la presencia o ausencia de los elementos clave que afectan a los ecosistemas del Chaco -incendios, cambios de uso de la tierra e inundaciones locales-, indicaron desde Guyra. El resultado final identifica con total precisión el lugar de ocurrencia, la superficie impactada y genera una base de datos geo-referenciada que sirve de apoyo a actividades de control, prevención y educación.

El monitoreo también aportó datos importantes en el período de 20 días comprendido entre el 5 y 24 de julio. Allí el Gran Chaco perdió 11.644 hectáreas de áreas boscosas. Paraguay volvió a ser el país que más bosques perdió, con un total de 11.485 hectáreas (99% del total), seguido por Argentina con 159 hectáreas (1% del total).

“Entendemos el monitoreo como parte de un proceso más amplio que denominamos transparencia forestal. Sus resultados están disponibles para la sociedad y para los gobiernos, quienes son finalmente los responsables de controlar la legalidad de los cambios de uso de suelo y de conservar los bosques”, explicó Andrés Abecasis, gestor de la estrategia para el Gran Chaco de la Fundación AVINA.

“Contar con este tipo de información es fundamental para asegurar una gestión sostenible de la ecorregión” –dijo finalmente Abecasis.

Fuente: Guyra Paraguay; Clarín, Argentina.

TEMAS RELACIONADOS

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>