Argentina / Diario El Litoral, Santa Fe

Una Ley de Pesca para evitar el vaciamiento
de nuestros ríos

  • Pretende asegurar el manejo sustentable del recurso.
  • La norma define lo que se denomina actividad comercial y especifica sus regulaciones.
  • La persistencia de ambientalistas y legisladores hizo posible la sanción de la norma.
Cuadro de medidas permitidas. Fuente: Diario El Litoral.

Cuadro de medidas permitidas. Fuente: Diario El Litoral.

Santa Fe, 23 noviembre 2003.- Una ley obtenida por consenso, un tanto demorada, regulará de aquí en más, la captura, la cría o el cultivo de los recursos pesqueros en todo el territorio provincial para poner fin a las depredaciones y los abusos que se han cometido y se cometen en los 900 kilómetros de la costa santafesina.

La sanción del Senado fue saludada desde la barra por representantes de la Fundación Proteger; Mónica González, diputada autora del proyecto junto a Federico Pezz; el ambientalista Jorge Cappato y tantos otros que han venido defendiendo en distintos foros, la necesidad de contar con una herramienta que ponga fin al abuso que se comete con la pesca irracional y desmedida.

La norma legal regulará en el futuro todo lo que tiene que ver con la pesca comercial o deportiva, las vedas, los tiempos de habilitación, los cánones y los volúmenes máximos de captura anual y por especie.

Protección

La ley establece también -ver recuadro- las medidas mínimas de captura para la pesca comercial y la autoridad de aplicación hará lo propio para los pescadores deportivos.

En su articulado, prohíbe en forma expresa el uso de aparatos, procedimientos de pesca que no estén autorizados por el órgano de aplicación, especialmente en lo relativo a explosivos, cerramientos y artefactos eléctricos.

También interviene en el uso de mallas o redes, y en tal sentido prohíbe la venta en toda la provincia de redes que no cumplan con las medidas previstas en esta ley.

Establece que sólo se autoriza la pesca de carácter “deportivo”, para el “comercio”, con fines “científicos” y de “subsistencia”.

Limita con precisión la pesca comercial, fija normas, derechos y obligaciones, y establece que solamente podrá ser realizada por “pescadores artesanales”, que deberán tener residencia mínima de 2 años en la zona y utilizar embarcaciones de hasta 15 HP de potencia.

Define también la pesca deportiva y el pescador de subsistencia, todos los cuales deberán tramitar anualmente los permisos correspondientes.

Señala que las aguas particulares, que derivan al río, no podrán ser aprovechadas por sus propietarios en forma que produzcan daño sobre las especies o la calidad de las mismas.

Más adelante, establece las normas a las que deberán sujetarse los denominados “acopiadores de pescado” y especifica el uso de guías que garanticen el cumplimiento de la ley y sus normas.

La ley prohíbe la pesca, el comercio y la industrialización del sábalo o de cualquier otra especie, con la finalidad de elaborar harinas, aceites u otro producto no destinado al consumo alimentario humano directo. Los establecimientos existentes tendrán dos años de plazo para su reconversión.

Se crea, además, un Fondo de manejo sustentable de los recursos pesqueros y un Consejo Provincial Pesquero que tendrá la misión de asesorar ad honorem al organismo de aplicación, que será la Secretaría de Medio Ambiente.

Habrá finalmente comités pesqueros regionales en todas las cuencas y ríos interiores.

La ley consta de 78 artículos y 11 capítulos.

César Royo
Diario El Litoral / Domingo 23 de Noviembre de 2003

TEMAS RELACIONADOS

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>