Internacionales

Río + 10 o Río - 10?

Más de cien jefes de Estado y de gobierno han anunciado su asistencia a la Cumbre de Sudáfrica, unos veinte se encuentran ya en el país y los restantes son esperados entre este domingo y el lunes, para anunciar un plan final de acción. Sin embargo las negociaciones están en punto muerto: los delegados admitieron que muchos puntos de la negociación se encuentran en un callejón sin salida.

Este sábado los delegados oficiales intentaban evitar el rotundo y escandaloso fracaso de esta conferencia, la mayor en la historia de la ONU. Los negociadores siguen sin resolver diferencias de opinión en el lenguaje que deberá describir los objetivos energético, de biodiversidad, de condiciones sanitarias, de cambio climático y de reducción de la pobreza.

Mientras Johanesburgo continuaba sintiendo el eco de las manifestaciones, exhaustos negociadores seguían analizando un plan para impulsar el desarrollo de las naciones pobres a la vez que se preserve el planeta.

Los delegados ya se han puesto de acuerdo sobre la mayor parte del texto de la declaración final, pero algunos dijeron que aún no se alcanza consenso sobre 14 puntos clave. En la maòana del sábado, varios delegados dijeron que no estaba claro cuántos avances se habían logrado durante la noche.

Los delegados tratan de reconciliar las demandas de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) sobre la ayuda a los países en desarrollo y los reclamos de estos sobre el proteccionismo a la agricultura en las naciones desarrolladas. EEUU y la UE dicen que la ayuda debe relacionarse más claramente con la mejora de los derechos humanos y la democracia, y las naciones en desarrollo insisten en que los países ricos deben reducir los subsidios a sus propios agricultores, que impiden la entrada de importaciones del Tercer Mundo en esos mercados.
Estados Unidos se resiste a fijar plazos para el cumplimiento de algunos de esos objetivos; la Unión Europea por su parte ha rehusado discutir sobre la eliminación de subsidios a la agricultura; y las naciones en vías de desarrollo insisten en que las demandas de energía renovable sean desechadas.

La delegación de Estados Unidos sostiene que su país ha tomado el liderazgo en compromiso y acción, anunciando programas y sociedades por miles de millones de dólares.
Mientras, los negociadores de la cumbre buscaron con poco éxito un lenguaje idóneo para la protección del ambiente y la obtención de agua potable, condiciones sanitarias y cuidados de la salud para más de mil millones de personas, que actualmente carecen de ellos. Durante una semana, los negociadores han buscado algunas frases adecuadas para plasmarlas en el plan de acción de la cumbre, de 70 páginas.

UN MENSAJE DE LA GENTE

En Africa, donde se desconfía de Occidente, el mensaje de EEUU no alcanzó a muchos de los manifestantes, que marcharon durante horas hacia la lujosa sede de la cumbre, desde un poblado llamado Alexandra (donde las casas tienen techo de lámina y el drenaje está abierto) para entregar demandas de acción a la cumbre. Este sábado, miles de personas de los cinco continentes celebraron en Johannesburgo su propia Cumbre de la Tierra, al inundar las calles con sus cánticos, reivindicaciones y críticas a la conferencia oficial de la ONU.

Las fuerzas de seguridad sudafricanas, decididas a evitar protestas violentas contra la globalización, reforzaron sus medidas de seguridad alrededor de la sede de la conferencia. Helicópteros de la policía, blindados del ejército, centenares de agentes antidisturbios y barreras de alambres de espino componían el impresionante dispositivo de seguridad.

Bajo la consigna “Amandla ngawethu!!” (La victoria es nuestra), repetida en zulú sin descanso, campesinos sin tierra, indígenas, militantes antimundialización, ecologistas y sindicalistas caminaron los 8 km que separan el barrio miserable de Alexandra, a las afueras de Johannesburgo, hasta el centro de convenciones Sandton, sede de la reunión de la ONU situado en el corazón de la ciudad.

Después de permanecer discretamente reunidos durante varios días en diversos puntos de las afueras de la ciudad, los militantes consiguieron ser el centro de atención al protestar por la falta de compromiso de los líderes mundiales a la hora de paliar la pobreza, crear empleo y proteger el medio ambiente.

“Paren las gueras, ayuden a los pobres y hagan pagar a los ricos”, pidieron los manifestantes a su llegada al centro de convenciones Sandton, donde cientos de ministros y delegados debaten el futuro del planeta desde hace una semana.

DESOLACION

La reducción de los subsidios agrícolas de los países industrializados, el proteccionismo, la ratificación del protocolo de Kyoto, la energía, la distribución de agua y la reducción de la pobreza son algunas de las cuestiones más espinosas cuya negociación se extenderá hasta el ûltimo minuto de esta cumbre.

Las organizaciones no gubernamentales (ONGs), grandes y pequeòas, no ocultan su desolación al ver que el tiempo pasa y los avances no llegan. “En vez de Río 10 esta cumbre parece Río-10.

En lugar de conseguir logros estamos retrocediendo”, aseguraron responsables de Greenpeace.
Ante la urgencia de lograr algunos acuerdos, comenzó ya la “compra-venta” de compromisos, admitieron responsables europeos. El agua y la energía, dos cuestiones fundamentales para la ONU, parecen estar en estos “pactos” entre países industrializados y en vías de desarrollo.
En medio de este panorama desolador, una tímida buena noticia corrió como la pólvora por los pasillos del centro de convenciones: los ministros acordaron que en el plan de acción de Johannesburgo haya una mención al protocolo de Kyoto.

El texto, que recibió el aval de los ministros, especifica que “los Estados que han ratificado el protocolo de Kyoto piden con fuerza a Estados que no lo han hecho que lo ratifiquen a tiempo”. La frase no compromete a Estados Unidos, que no ratificó el protocolo, y no se verá de esta forma obligado a instar a otros países a aprobar un texto que ellos mismos rechazaron

Gentileza,
Andrés Stein
Greenpeace Argentina

TEMAS RELACIONADOS

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>