Turín, Italia /

Terra Madre: encuentro mundial
hacia las raíces del alimento

• Terra Madre y el Salón del Gusto, con el impulso del movimiento mundial Slow Food, reunieron en Turín a más de 180 mil personas en un recorrido por los orígenes de la comida y la cultura tradicional de todos los continentes.

• Representantes de comunidades de más de 130 países, mostraron su producción, comidas, identidad y diversidad, frente a la creciente uniformidad de la alimentación.

• En el mayor evento internacional sobre alimentos, biodiversidad y culturas, PROTEGER presentó la iniciativa para agregar valor a la pesca artesanal del río Paraná con las comunidades ribereñas.

Terra Madre: una multifacética y multitudinaria muestra de diversidad alimentaria y cultural. Foto PROTEGER

Terra Madre y Salone del Gusto 2008: una multifacética y multitudinaria muestra de diversidad alimentaria y cultural promovida por Slow Food. Foto PROTEGER

Turín, 28 octubre 2008.– La Fundación PROTEGER presentó la iniciativa “Manjares del Litoral”, sobre valor agregado a pescados del río Paraná, en la tercera edición de Terra Madre que se desarrolló en esta ciudad del 23 al 27 de octubre, junto al Salón del Gusto, con la participación de más de 180 mil personas.

En Terra Madre se encontraron representantes de más de 130 países comprometidos en la tarea de promover una producción alimentaria local, sostenible y en “revertir la falta de interés general por la nutrición, por los orígenes, por los sabores y por las consecuencias de nuestras opciones alimentarias.”, dijeron los organizadores del mayor encuentro mundial en su tipo.

“Buscamos promover una alimentación respetuosa de las culturas tradicionales, de los trabajadores y de la biodiversidad”, aseguraron. Entre las destacadas personalidades que asistieron a Terra Madre se encontraban la conocida escritora hindú Vandana Shiva y Carlo Petrini, uno los fundadores del movimiento mundial Slow Food.

Slow Food –en español comida lenta o comida tranquila–, nace como respuesta a la expansión de la comida rápida o comida chatarra, “fast food”, y a la pérdida de identidad cultural entre otros impactos negativos, como los que afectan a la salud y al ambiente.

Pescado de río con valor

“Manjares del Litoral” fue presentado exitosamente en Terra Madre, el principal evento eco-gastronómico a nivel mundial. Estos productos, elaborados por comunidades de pescadores artesanales del litoral fluvial de Argentina, reflejan la filosofía de Slow Food ya que apuestan a la calidad, el gusto, la producción sostenible y la defensa de la diversidad biológica y cultural, hoy tan amenazadas en todo el mundo por modos de vida insustentables”, dijo Julieta Peteán, de la Fundación PROTEGER.

Peteán presentó en Terra Madre la iniciativa sobre conservas y ahumado de pescado del río Paraná, que se lleva adelante en el Puerto de Reconquista, Santa Fe y en el centro de capacitación de PROTEGER en la capital provincial. El emprendimiento, del que participan prioritariamente mujeres de comunidades de pescadores artesanales, forma parte del nuevo programa “Agregar Valor” de la ONG.

“PROTEGER fue invitada a Terra Madre como expositor en el Seminario “Peces: transformar y conservar”, donde hubo un importante intercambio de experiencias con otros países. Entretanto, en el stand de las comunidades ubicado en el ‘Salone del Gusto’ se hizo una presentación y degustación de los productos de pescado con sorprendente éxito”, informó Peteán.

“Estamos agregando valor a recursos de la pesca responsable en el Paraná. Se trata de una línea de conservas y ahumados de boga, mandubé, amarillo, moncholo, armado, sábalo y patí, entre otras especies. En las comunidades ribereñas, las mujeres son las principales responsables de la realización de tareas especializadas como la elaboración y comercialización del pescado, y de la protección de la integridad de los alimentos, garantizando su seguridad para el consumo”, explicó Peteán a Prensa Proteger.

“Aumentar los ingresos familiares, la capacidad de autogestión y la autoestima de las comunidades para que sean actores efectivos en la construcción de opciones de desarrollo sustentable, es otro de los objetivos. Rescatar comidas, sabores y modos tradicionales de conservar el pescado de río, agregando valor a la pesca, es un aporte para revertir la actual degradación de las pesquerías y el empobrecimiento de las poblaciones ribereñas”, aseguró.

“Manjares del Litoral busca proteger la gastronomía y la cultura regional. Pero, además, se produce un alimento de calidad sin utilizar productos químicos sintéticos, radiación, conservantes ni aditivos. En el proyecto se promueve la capacitación permanente y el uso de tecnologías apropiadas para contribuir de forma efectiva a la producción sustentable y al comercio justo en manos de la comunidad”, destacó Peteán.

Alimentos “buenos, limpios y justos”

Terra Madre 2008 reunió a comunidades del alimento procedentes de los cinco continentes, incluyendo 5 mil campesinos, ganaderos, pescadores y artesanos de la alimentación, mil cocineros y 400 representantes del mundo académico.

“En época de crisis de alimentos, Terra Madre representa una alternativa mundial: campesinos, pescadores artesanales, pastores y jóvenes son la esperanza para un mundo bueno, justo y limpio”, dijo Carlo Petrini.

Precisamente, Terra Madre busca consolidar los eslabones de una cadena que promueve la elaboración y el consumo de alimentos “buenos, limpios y justos”. Es decir, que salvaguarden las tradiciones gastronómicas regionales, sean producidos sin perjudicar la tierra y se comercialicen ajustándose a los principios de equidad.

El encuentro fue también un ámbito de discusión entre productores y profesionales del sector agroalimentario mundial, sobre las grandes temáticas de los alimentos. En Turín se vio representado un modo diferente y más complejo de entender la alimentación de calidad: respetuosa de los recursos ambientales, los equilibrios planetarios, el aspecto organoléptico de los productos, la dignidad de los trabajadores y la salud de los consumidores.

De forma paralela a Terra Madre se celebró el “Salón Internacional del Gusto”, donde se desplegó un increíblemente multifacético mercado en el que fue posible descubrir alimentos de diferentes países y pueblos del mundo. Todos se producen bajo la filosofía de Slow Food, buscando recuperar la comida con identidad y valor cultural.

El movimiento Slow Food fue iniciado en 1986 por el periodista y sociólogo italiano Carlo Petrini en Bra, su ciudad natal, una pequeña localidad de 28.000 habitantes entre Turín y Génova. Propone una calidad de vida basada en el gusto por la buena comida, la recuperación de la producción alimentaria artesanal y la pequeña agricultura

El movimiento intenta restituir la identidad cultural a la comida, promover la educación del gusto y luchar por la defensa de la biodiversidad. Es una reacción, no sólo a la comida industrial, sino también a la vida mecánica. La filosofía que trata de cambiar el mundo desde la alimentación, se traslada al resto de las actividades cotidianas. Slow Food se extendió rápidamente por toda Italia y cuenta hoy con más de 80.000 miembros en todo el mundo.

Fuentes: Prensa Proteger. Terra Madre / Slow Food.

Contacto para la prensa: Julieta Peteán: celular 0342 – 154 483405

NOTAS RELACIONADAS

MUJERES CREAN ALIMENTOS Y EMPLEO AGREGANDO VALOR A LA PESCA. Trabajan para agregar valor a la pesca artesanal en el Paraná. Elaboran conservas y ahumados. Objetivos: obtener beneficios económicos para los pescadores, disminuir la presión sobre el recurso y preservar la cultura ribereña.

PESCADORES CHAQUEÑOS Y CORRENTINOS SE CAPACITAN EN VALOR AGREGADO. Miembros de la REDEPESCA participaron de un taller teórico-práctico sobre la producción de conservas y ahumado de pescado. La iniciativa de agregar valor a la pesca se promueve en cuatro provincias del litoral.

INDÍGENAS BOLIVIANAS SE CAPACITAN PARA AGREGAR VALOR A LA PESCA. Son líderes de una comunidad weenhayek del río Pilcomayo, cerca de Villa Montes, al sur de Bolivia. Participaron de un curso sobre productos de la pesca en el centro de capacitación de PROTEGER.

RECONQUISTA: LANZAN INICIATIVA SOBRE VALOR AGREGADO A LA PESCA ARTESANAL. La Municipalidad de Reconquista y PROTEGER firmaron un convenio sobre conservación y uso sustentable de los humedales y la pesca. El municipio otorgó un predio en Puerto Reconquista para el centro de procesamiento de pescado de río.

PESCADO ENVASADO: UNA ALTERNATIVA ANTE LA CRISIS PESQUERA EN EL RÍO PARANÁ. “Es un ejemplo de la importancia social del valor agregado, ya que no es lo mismo vender el pescado crudo a bajo precio que hacer un procesamiento, usando lo que se pesca y ganando más”.

LA PESCA Y LOS HUMEDALES: “¿PESCA PARA EL FUTURO?” Los humedales fluviales y costeros son áreas de reproducción, desove, cría y alimentación de los peces de río y de especies marinas. Pero los humedales están hoy amenazados. Para 1.000 millones de personas el pescado es la principal fuente de proteínas; y 35 millones son pescadores o trabajan con pescado, según la Convención Ramsar.

 

 

• Terra Madre y el Salón del Gusto, con el impulso del movimiento mundial Slow Food, reunieron en Turín a más de 180 mil personas en un recorrido por los orígenes de la comida y la cultura tradicional de todos los continentes.

• Representantes de comunidades de más de 130 países, mostraron su producción, comidas, identidad y diversidad, frente a la creciente uniformidad de la alimentación.

• En el mayor evento internacional sobre alimentos, biodiversidad y culturas, PROTEGER presentó la iniciativa para agregar valor a la pesca artesanal del río Paraná con las comunidades ribereñas.

• Terra Madre y el Salón del Gusto, con el impulso del movimiento mundial Slow Food, reunieron en Turín a más de 180 mil personas en un recorrido por los orígenes de la comida y la cultura tradicional de todos los continentes.

• Representantes de comunidades de más de 130 países, mostraron su producción, comidas, identidad y diversidad, frente a la creciente uniformidad de la alimentación.

• En el mayor evento internacional sobre alimentos, biodiversidad y culturas, PROTEGER presentó la iniciativa para agregar valor a la pesca artesanal del río Paraná con las comunidades ribereñas.

• Terra Madre y el Salón del Gusto, con el impulso del movimiento mundial Slow Food, reunieron en Turín a más de 180 mil personas en un recorrido por los orígenes de la comida y la cultura tradicional de todos los continentes.

• Representantes de comunidades de más de 130 países, mostraron su producción, comidas, identidad y diversidad, frente a la creciente uniformidad de la alimentación.

• En el mayor evento internacional sobre alimentos, biodiversidad y culturas, PROTEGER presentó la iniciativa para agregar valor a la pesca artesanal del río Paraná con las comunidades ribereñas.

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>