Programa Voluntarios /

Voluntarios colaboran con iniciativas
de comunidades costeras y rurales

• PROTEGER “recibe a estudiantes y profesionales de diferentes países, que brindan apoyo solidario a comunidades y cooperativas ribereñas y rurales, colaborando en relevamientos y estudios, capacitaciones, e implementación de tecnología apropiada” –indicaron voceros de la fundación.
• Los interesados se contactan con el programa de PROTEGER – click aquí – , envían un CV resumido y una nota explicando sus expectativas y propuesta de colaboración con las iniciativas que apoya la ONG. Posteriormente se firma un acuerdo de trabajo y en algunos casos un convenio con la universidad u organismo de pertenencia” –explicaron.
• “Las experiencias con estudiantes de Italia, Francia, Inglaterra y del país desde 2010 han sido sumamente alentadoras como aporte a las comunidades y para la propia formación de los voluntarios” –destacaron.

Fabio Damonte, estudiante de la Universidad de Turín, en la Cooperativa El Pirá Tuchá, durante una de las entrevistas. Foto E. Valen Menshing.

Fabio Damonte, estudiante de la Universidad de Turín, en la cooperativa de pescadores El Pirá Tuchá, al norte de Santa Fe. Foto E. Valen Menshing.

Santa Fe, setiembre 5 de 2013.- Como parte de las actividades del Programa Voluntarios, la Fundación PROTEGER recibió en el período 2012-2013 a voluntarios de Francia e Italia –informaron desde la ONG. A través de este programa, PROTEGER “recibe a estudiantes y profesionales de diferentes países, que brindan apoyo solidario a comunidades y cooperativas ribereñas y rurales, colaborando en relevamientos y estudios, capacitaciones, e implementación de tecnología apropiada” –indicaron voceros de la fundación.

“Los estudiantes o profesionales se contactan con el programa de PROTEGER – click aquí envían un CV resumido y una nota explicando sus intereses y propuesta de colaboración con las comunidades e iniciativas que apoya la ONG. Posteriormente se firma un acuerdo de trabajo y en algunos casos un convenio con la universidad u organismo de pertenencia” –explicaron.

“Los resultados del programa, iniciado en 2010 con la llegada de Nadine y Marc, una profesional en temas ambientales y un trabajador independiente del sur de Francia, y luego de Catherine una estudiante inglesa de ingeniería ambiental, han sido muy alentadores principalmente por la experiencia de intercambio con las comunidades locales del litoral nordeste de argentina –el área principal de trabajo de PROTEGER” –recordaron.

Un valioso relevamiento

Fabio Damonte, estudiante avanzado del Departamento de Economía, Facultad de Ciencias Políticas, de la Universidad de Turín luego de un período breve de preparación con miembros de PROTEGER en la ciudad de Santa Fe –capital de la provincia argentina homónima–, se radicó en Villa Ocampo para realizar un relevamiento de datos tendientes a evaluar el cambio en los ingresos económicos de los miembros de tres cooperativas de pescadores que apoya la fundación en acuerdo con el Municipio local.

PROTEGER también vinculó a Damonte con el grupo de Economía Social de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), con sede en la Secretaría de Extensión. El propósito era generar un intercambio con los docentes e investigadores universitarios para enfocar el trabajo de voluntariado en el contexto de un estudio de caso. Fabio tuvo más de un mes de estadía en el norte santafesino recorriendo comunidades pesqueras y estableciéndose en una de las cooperativas –El Portal del Humedal–, generando además un rica articulación con la Secretaría de Producción y Turismo de la Municipalidad de Villa Ocampo y otros municipios vecinos.

El resultado fue la presentación por parte de Fabio del “Estudio sobre desarrollo cooperativo en Villa Ocampo. Relevamiento datos de mejora en los ingresos por cambios en la comercialización y valor agregado al pescado”, en su versión preliminar. Actualmente el trabajo se encuentra en una etapa de revisión en la que colaboran profesionales de la FCE-UNL, del grupo de Economía Social UNL y de la Asociación Argentino-Uruguaya de Economía Ecológica (ASAUEE).

Economía ecológica, economía social

De este modo, el pasado 3 de setiembre, en la Facultad de Ciencias Económicas (FCE-UNL9, se realizó un panel público al que asistieron estudiantes y docentes de esa casa de estudios, y de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH-UNL), entre otros. La iniciativa surgió como fruto del intercambio generado en el grupo de Economía Social de la UNL a partir del trabajo promovido desde el Programa Voluntarios de PROTEGER, específicamente de la experiencia encarada por Fabio Damonte en el norte provincial.

Con el título “Economía ecológica, economía social: un puente posible”, el panel estuvo integrado por María Luz Casabianca, docente investigadora de la FCE-UNL (“Balance social, oportunidad para diversas profesiones”); Alberto López Calderón, profesor titular de Economía Ecológica FICH UNL y presidente de la ASAUEE (“Aportes de la Economía Ecológica para pensar un enlace con la Economía Social”); Jorge Cappato, de PROTEGER (“Cooperativas de pescadores artesanales en el Paraná medio: remando contra la corriente”); y Fabio Damonte, estudiante de la Universidad de Turín (“Relevamiento de ingresos por agregado de valor al pescado y por ecoturismo en el Sitio Ramsar Jaaukanigás”). El panel estuvo moderado por María Elena Kessler, docente-investigadora FICH UNL e integrante del equipo de Economía Social de la universidad.

Reunión en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNL. Fabio Damonte, docentes e investigadores universitarios y miembros de PROTEGER. Foto FCE-UNL

Reunión en Ciencias Económicas de la UNL. Fabio Damonte, docentes e investigadores universitarios y miembros de PROTEGER. Foto prensa FCE-UNL.

Aportando y aprendiendo

Por su parte la experiencia de Bárbara Joucla y Joan Durand, provenientes del sur de Francia, no fue menos enriquecedora. Joucla, estudiante del Instituto de Estudios Políticos de Toulouse, de la Universidad de Toulouse (más conocido como “Sciences Po Toulouse”), luego de postularse al Programa de Voluntarios de PROTEGER, presentó un plan de trabajo –finalmente aprobado y volcado a un acuerdo. También se firmaron documentos de aval para su estadía y voluntariado extranjero con el propio Sciences Po Toulouse.

Por su parte Joan Durand, hijo de Nadine y Marc Durand –que habían sido voluntarios en el programa de PROTEGER en 2010–, es estudiante de ingeniería eléctrica y trabaja en mantenimiento en una planta procesadora de agua mineral cercana a Toulouse. Interesados ambos en conocer más de la Argentina, el trabajo de las ONGs, y particularmente de las experiencias cooperativas y de agregado de valor a los recursos naturales en el litoral fluvial del país, Joucla y Durand participaron activamente de las actividades de PROTEGER entre fines de 2012 y mediados de 2013. Los programas Agregar Valor y Tecnología Socialmente Apropiada de la fundación fueron los que concitaron más su interés.

Barbara hizo un aporte sumamente interesante a la cooperativa con base en la ciudad de Santa Fe, desarrollando, con la colaboración y el conocimiento de Joan de las normas de calidad industrial, la propuesta titulada “Cooperativa Mujeres del Litoral. Proceso de Limpieza de la Planta de Producción de Conservas de Pescado para la Seguridad Alimentaria”. La misma fue expuesta a las integrantes de la cooperativa como parte de un ciclo de capacitaciones y posteriormente adoptada como para del mejoramiento en la calidad del proceso productivo.

Joan Durand y Barbara Joucla en una recorrida por las islas del Paraná, como parte de su visita a comunidades y cooperativas costeras. Foto R. Murzyla.

Joan Durand y Barbara Joucla en una recorrida por las islas del Paraná, como parte de su visita a comunidades del litoral fluvial de la Argentina. Foto R. Murzyla.

 

Con estudiantes de la UNL

“El programa Voluntarios de PROTEGER también trabaja con estudiantes y otros voluntarios de la región nordeste y otras de la Argentina” –señalaron finalmente desde la fundación.

Un ejemplo es la experiencia sumamente enriquecedora que se dio en la segunda mitad del año con un acuerdo firmado en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral (FBCB-UNL) para respaldar un trabajo de la estudiante Sara Dean, de la carrera de Licenciatura en Saneamiento Ambiental dependiente de esa casa de estudios.

El trabajo de Dean se dirige a hacer un relevamiento de las experiencias de separación domiciliaria y aprovechamiento de residuos sólidos urbanos con producción de biogás y abono orgánico, en el marco de iniciativas con el Municipio de Cerrito, Entre Ríos y con la Comuna de Zenón Pereyra, Santa Fe, que tienen el apoyo de PROTEGER. Asimismo sistematizará aspectos de comunicación y trabajo con la comunidad, y los ciclos de capacitación centrados en los Cursos-Talleres teórico prácticos sobre Generación de Biogás a partir de Residuos Orgánicos que organiza PROTEGER con auspicio de la UNL y el Proyecto PROBIOMASA. PROTEGER mantiene un activo convenio de colaboración con la UNL desde 1992, que fue revalidado con las nuevas autoridades universitarias en 2010.

Fuentes: Prensa UNL; Prensa/PROTEGER

Contacto con el Programa Voluntarios de PROTEGER: click aquí

 

 

Publicado en: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>